Barco de Tontos (Novela del portero)

El barco de Tontos es una novela de 1962 por Katherine Anne Porter que dice el cuento de un grupo de caracteres dispares que navegan de México a Europa a bordo de un carguero alemán y buque de pasajeros. Es una alegoría que remonta la subida de Nazismo y mira metafóricamente el progreso del mundo de su "viaje a la eternidad".

Fondo

Habían elogiado extensamente al portero de sus cuentos, generalmente escritos entre 1922 y 1940. Comenzó el trabajo de la novela en 1940, queriéndolo al principio para ser una novela corta. Estaba basado en un diario que guardó en 1931 durante un viaje por mar de Veracruz, México, en su manera de estudiar en Bremerhaven, Alemania, en un Compañerismo de Guggenheim, y los caracteres en la novela estaban basados en la verdadera gente que encontró durante el viaje. El título fue tomado "del Das Narrenschiff" ("El Barco Tonto"), un poema alemán del 15to siglo de Sebastian Brant.

Durante muchos años, la Abrazadera del editor inicial Harcourt anunciaría la próxima novela, pero permaneció incapaz de completarlo durante 22 años. Como consiguiente, se hizo con impaciencia esperado por el mundo literario. En respuesta a críticos que se quejaron de la espera larga, Porter dijo, "Mire Ud., esto es mi vida y mi trabajo y no da acceso a ello. Cuando tenga un libro me alegraré de hacerlo publicar."

Recepción

El barco de Tontos vendió más que cada otra novela americana publicada en 1962. Era un Libro de la selección del Club del Mes e inmediatamente, los derechos de la película se vendieron por 500,000$ ($ ajustado para la inflación). En 2008 el libro finalmente fue agotado pero se espera una reimpresión de la novela en una nueva Biblioteca de la edición de América en 2012.

La recepción crítica se mezcló. Mientras Mark Schorer de New York Times y Glenway Wescott en El Atlantic Monthly era efusivo en su alabanza, Stanley Kauffmann de La Nueva república y Granville Hicks en la Revisión del sábado se decepcionaron. La propia portera nunca se satisfizo por la novela, llamándolo "pesado" y "enorme".

La crítica Elizabeth Hardwick tenía esto para decir sobre el Barco de Tontos: "Todo es demasiado estático y la parábola implícita nunca completamente se consigue. Hay algo un poco mohoso, como viejas notas de yellowing. La ejecución impecable de las impresiones de escenas solas y aún la novela permanece demasiado cómoda y en perfecto orden para las aguas de historia."

La película de 1965 fue adaptada de la novela por Abby Mann y dirigida por Stanley Kramer. Ganó Premios de la Academia por la Mejor Decoración puesta a la Dirección de Arte, en Blanco y negro (Robert Clatworthy, Joseph Kish) y la Mejor Cinematografía, en Blanco y negro. La primera reacción del portero a la adaptación de la película consistía en que Mann había omitido demasiado del libro, deformando su mensaje. También era significativo para ser la última película para presentar a la actriz Vivien Leigh.

Tema

El tema de la novela es la retirada inútil de los pasajeros de una vida de desilusión, buscando una especie de utopía, y, "sin saber que hacer después", exponiendo a un viaje largo a pre la Segunda Guerra Mundial Europa, un mundo de prejuicio, racismo y mal. La Sra Treadwell, una divorciada americana nostálgica, espera encontrar la felicidad en París, donde una vez gastó a su juventud. Elsa Lutz, la hija clara de un hotelero suizo, cree que el cielo podría estar en la isla de Wight. Jenny, un artista, dice que el momento más peligroso y más feliz en su vida era cuando nadaba sola en el Golfo de México, opuesto con un banco de delfines. Y al final de novela, uno de los músicos del barco, un muchacho hambriento de cuadrilla, se siente extático para ser finalmente del barco y atrás en su país de origen, como si Alemania era un "ser humano, un amigo confiado bueno y querido que había venido un largo camino de darle la bienvenida". Así el Portero logra comunicar esa salvación es una ilusión, y el mal es inevitable.

Véase también



Buscar